El menú diseñado por el chef Gastón Yelicich deslumbró a los presentes que disfrutaron de la cena en un verdadero Jardín. Las mejores etiquetas de Familia Deicas fueron compañeros ideales de platos despegados

Cuando se llega al más moderno, estilizado e iluminado edificio de toda  Zonamerica, uno queda extasiado. Imagine cuando ingresa a su restaurante de nombre de Jardín, donde se encuentra un jardín vertical de grandes dimensiones y una ambientación que invita a despertar los sentidos. La cena de 8 pasos fue la excusa y la razón para disfrutar de una noche larga y bien distendida. Familia Deicas presentó vinos de cosechas extraordinarias, que maridaron a la perfección con las creaciones del chef. Ejemplo de eso fue la pareja que hicieron el Castelar Extra Brut y la Pana Cota de coliflor, caracú a la plancha y caviar Polaco. Así como el lenguado en costra de jamón crudo y verduras blanqueadas que servido con el novel Preludio Blanco 2016, deslumbro a los presentes. Los sucesivos pasos fueron copados por dos grandes tintos que los Deicas saben elaborar con gran técnica, esmero y pasión; Preludio Tinto 2010 y Massimo Deicas 2010.

Peras al azafrán con miel y mascarpone y Botrytis Noble 2015, fueron el cierre perfecto para otra noche despegada.